Siguenos en:
NOTICIAS

La Intimidad de Juanes

PERSONAJES


Como el caso de Juanes, de quien sabemos que es un padre muy amoroso, que prefiere el idiomaespañol y el gran amor que siente hacia Medellín.

Pero para los seguidores del artista colombiano saber solo eso no es suficiente. Queremos conocer que es lo que hace que su personalidad sea tan especial.
Esos detalles personales, son dados por sus familiares y allegados. Ahora podemos conocer un poco más la intimidad de Juanes.
Alicia Vásquez, la mamá, del artista nos cuenta que “Juan siempre fue el consentido de sus hermanos, por ser el menor, y por eso se lo llevaban para todas partes. Cuando era chiquito era muy gordito y cuando empezó a aprender guitarra casi ni podía con ella, de lo pesada que era”.
 
“Una de las canciones que más tocaba Juan, con sus tres hermanos hombres, es Señor Capitán, porque era la preferida de su papá. Recuerdo que en las vacaciones, en la finca de Carolina del Príncipe, todos jugaban por todas partes y él se encerraba en un cuarto a tocar guitarra todo el día, y en diciembre solo cantaba esas canciones llenas de palabras feas, de Octavio Mesa”.
La madre del artista cuenta que Juanes también tuvo una época en la que le gustaba cantar rock, y para todos fue una etapa horrible.
 
“Los vecinos se quejaban todo el día porque la música era insoportable. Además yo sufría porque decían que los rockeros eran muy viciosos, pero afortunadamente, Juan fue muy sano”.
“Es mi único hijo que resultó politiquero y no sé de dónde lo sacó porque ni su papá ni yo lo fuimos, y ahora sale en televisión opinando de política, qué cosa más charra”.
 
“Varias veces me ha prometido no decir esas palabrotas que tanto le gustan en público, pero apenas se monta al escenario, se le salen, no hay nada que hacer y hasta le suenan muy bien”.
Cuenta además de su relación con él, y dice que son muy apegados, “me llama todos los días, cuando se va de gira me llama antes de montarse al avión y cuando llega, y antes de sus conciertos para decirme que me quiere mucho”.
 
“Además, cuando escribe una canción me la muestra antes de lanzarla y si a mí me gusta, sigue adelante; pero casi siempre me gustan porque son muy buenas, él es muy creativo, hace canciones con música y mensajes muy bonitos”.
La personalidad del intérprete de “A Dios le pido”, es contada también por su hermana, Mara Aristizábal.
 
“A pesar de ser muy consentido, Juan no fue nunca un niño malcriado. Siempre ha sido un hombre centrado, tranquilo y conciliador que se la ha llevado bien con todos los hermanos por igual”.
Destaca que Juanes es muy perfeccionista, que desde niño siempre lo que se proponía lo conseguía. “Cuida cada detalle para asegurarse de que las cosas salgan bien, esto lo aplica en su vida personal y profesional. Cuando estábamos pequeños nuestros padres se preocuparon porque aprendiéramos a comer de todo, pero a él muchas cosas no le gustaban. Prefería volarse conmigo a la esquina a comprar papitas fritas al señor del carrito. Luego mi papá nos llamaba la atención, nos decía que las papas de la casa eran limpias y mejores y nosotros le decíamos que nos gustaban más las de la calle”.
 
“Juan empezó a tocar la guitarra desde los ocho años cuando mi hermano Javier se metió a clases y lo llevó. Allí vieron que tenía aptitudes y él se encarretó. Desde entonces no ha dejado de tocarla”.
Mara se siente orgullosa de su hermano, pero lo que más le alegra tanto a ella como a sus otros familiares, es que continua siendo él mismo de siempre: sencillo y descomplicado.
Como os comentaba en un principio, los amigos pueden aportar muy buenos datos. Como el caso de José Lopera, compañero de Juanes en Ekhymosis:
 
“A Juanes lo conocí porque nuestras familias fueron muy allegadas. Mi abuelo vivió muchos años en Carolina del Príncipe. Teníamos una finca ahí cerquitica. Las navidades las pasábamos juntos la familia de él y la mía”.
“Entré a Ekhymosis cuando grabamos Ciudad Pacífico y en esa época él era bastante tímido, no iba a fiestas, se mantenía tocando guitarra todo el tiempo. Era peludo y más gordo. Se vestía de metalero todo el tiempo y muy fanático de Metallica”.
 
“Toqué 12 años con Ekhymosis y cuatro con Juanes solista”. Tenían una relación muy buena, considera al cantante una persona muy amable, luchadora, auténtica, talentosísimo y bota canciones todo el día.
 
“Era muy bravo en los ensayos cuando algo no salía bien. Siempre fue muy perfeccionista con todo. Íbamos a fincas a ensayar, al Pub a tomar ron, mecatiábamos en Mi buñuelo y jugábamos billar en el Centro”.
En cuanto a los miedos del artista, cuenta que le teme a los bichos, y que un día quebró la mesa de un comedor por uno que le cayó encima. “En esa época no comía sino en Presto, era muy jodón con la comida. Como a él le daba mucho miedo montar en avión empezaba a tomar, y todos nos le pegábamos y llegábamos algo ebrios a los conciertos”.
Paola Logreira, su amiga inseparable, también hablo sobre Juanes:
 
“Estudié con Juan en la universidad. El último semestre él se fue para Los Ángeles a grabar el último CD de Ekhymosis y me convertí en su enlace con la U, para que pudiera terminar”.
Después de los años de facultad, su relación se hizo más fuerte. “Estamos en comunicación constante. Íbamos mucho a Blue Rock y a Niágara. Pero él no era el más enrrumbado, ni el más amiguero. En la U era cotizadito. En esa época creo que tuvo dos novias y con las dos duró mucho. No era de los que picaba aquí y allá, pero tuvo suerte con las mujeres”.
Tanto como su hermana y su amigo, Paola concuerda en que Juanes es muy perfeccionista. “Lo pone de mal genio que las cosas no salgan perfectas, sobre todo en los conciertos. Es un poco complicado para la comida, no le gusta el cerdo, ni el gordo, ni los fritos, la carne tiene que ser súper bien hecha”.
 
“Se fue para Los Ángeles sin nada. Fue una época dura. Me llamaba a las 3:00 de la mañana y me decía: ‘Puli (así me dice) llámame por fa que no tengo plata’. Decía que la soledad era muy dura, que no sabía cocinar nada”.
Tomás Giraldo, el baterista, cuenta como se conocieron y como llegó a ser su compañero en este camino de la música.
 
“Un día estaba ensayando batería en mi casa porque tenía un concierto y mi mamá estaba con una amiga. De pronto, llegó Juanes a recoger a Olguita, la amiga de mi mamá y cuando él escuchó la batería dijo que quería conocer a quien estaba tocando y entró a mi cuarto. Yo no podía creerlo”.
En ese momento, Tomás quedo sorprendido, aún más cuando él le pido que tocará algún tema de él que supiera, entonces el baterista tocó ‘Me enamora’, mientras Juanes cantaba.
 
“Me pareció súper querido y aunque es muy famoso, no es picado. También me pareció que es un teso para cantar y se le oye muy bacano”.
 
“Después me enseñó algunos trucos con la batería, firmó mis baquetas y hasta me prometió unas clasespersonales con el baterista de su banda. Pero lo que más me gustó de Juanes es que él también es hincha del Atlético Nacional, igual que yo”.

 





Parquelleras.com

Parquelleras.com

blogmusica.es



14 de Febrero de 2011



Comenta sobre esta Noticia:


El Boki Concert - 100% Reggaeton
Palmahía
28 de Enero de 2012 a las 08:00PM